¿Conviene pagar deudas con tarjeta de crédito o con un Préstamo?

Las tarjetas de crédito y los préstamos tienen objetivos parecidos, financiar a los usuarios. Si bien el comportamiento es parecido; las tarjetas se usan para financiar servicios o productos; mientras que los préstamos son en efectivo y los puedes usar para lo que quieras.

Ambas opciones tienen un limite de crédito, una tasa de interés, una empresa que las respalda y algo muy importante; ambas opciones necesitan de tu responsabilidad.

Lo primero que tenemos que decir es que, como recomendación, te sugerimos que las deudas las pagues en efectivo, que no tomes nuevas deudas para pagar deudas antiguas; sin embargo, esto es una sugerencia basada en la práctica amigable.

Hay ocasiones en las que no puedes hacer lo más recomendable y con urgencia necesitas saldar una deuda. Entonces vamos a darte recomendaciones para que puedas elegir si usar una tarjeta de crédito o solicitar un préstamo incluso en plataformas como Welp España, para pagar tus deudas:

  • Calcula el costo financiero total y todos los costos que se asocien a la operación para saber financieramente cuál es la opción que más te conviene.
  • Ten en cuenta si el préstamo te obliga a contratar servicios adicionales como por ejemplo un seguro.
  • Opta por tasas de interés que sean fijas y estables, si es que están disponibles.
  • Ten en cuenta si debes pagar o no IVA porque eso aumentará el costo.
  • Chequea si se permiten cancelaciones anticipadas y si en el caso que se permitan es gratis, se bonifica o tiene costo.
  • Asegúrate sobre cuáles son las consecuencias de un retraso en los pagos de tu nueva obligación.
  • Chequea cuáles son los intereses compensatorios del uso de cuotas en tu tarjeta de crédito.
  • En el caso de que uses la tarjeta solo para esto, ten en cuenta dentro de los costos, los seguros, gastos administrativos, mantenimiento y renovación anual.
  • En ambos casos verifica tu capacidad de pago.
  • Ten en cuenta la flexibilidad, qué opción tiene una ventaja sobre la otra y te permite una mayor cantidad de cuotas y cuotas más bajas.